miércoles, 9 de julio de 2014

Bizcocho marmolado de chocolate y naranja



Si hay un bizcocho jugoso y sabroso es el que hoy os traigo, porque es comer un trozo y no poder parar de comerlo! Es el popular bizcocho marmolado o de dos colores. En este caso he querido hacerlo de chocolate y naranja, ya que son dos sabores que unidos crean siempre un estallido en nuestras bocas. Así que animaros ha hacerlo que merece mucho la pena! ;)

Ingredientes:

  • Para el bizcocho de naranja:
    • 150 gr de harina
    • 100 ml de aceite de girasol
    • 150 gr de azúcar
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • 1/2 sobre de levadura química
    • 2 naranjas medianas
    • 2 huevos
  • Para el bizcocho de chocolate:
    • 150 gr de harina
    • 100 ml de leche
    • 100 ml de aceite de girasol
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • 100 gr de cacao en polvo azucarado
    • 1/2 sobre de levadura química
    • 2 huevos

Elaboración:

Primero vamos a empezar elaborando la masa del bizcocho de naranja. Para ello ponemos en un bol los huevos junto con el azúcar y los batimos hasta que hayan blanqueado y su volumen sea el doble. Después añadimos el aceite y volvemos a batir hasta que se integre. Ahora pelamos las naranjas y las trituramos junto con la cascara de una de ellas. Las añadimos a la mezcla anterior junto con una cucharada de vainilla y removemos nuevamente. Por último, añadimos la harina y la levadura con ayuda de un colador para que no se creen grumos. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea y reservamos en la nevera una hora.

Ahora preparamos la masa del bizcocho de chocolate. Ponemos en un bol los huevos junto con el azúcar y los batimos hasta que hayan blanqueado y su volumen sea el doble. Agregamos el aceite, la leche, y la cucharada de esencia de vainilla, y volvemos a batir hasta que se integren del todo. Finalmente añadimos el cacao, la harina y la levadura con un colador para evitar que se hagan grumos. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea y la metemos en la nevera durante una hora.

Preparamos un molde para rosco untándolo con mantequilla y pan rallado, para así evitar que se nos pegue y se desmolde más fácilmente. Sacamos las dos masas de la nevera y las vamos echando en el molde intercalándolas. Cuando hayamos terminado de hacer las capas, metemos el molde en el horno a 180 grados durante una hora. Vamos pinchando con un palito y cuando salga limpio nuestro bizcocho ya estará listo. Lo sacamos, lo dejamos enfriar (aunque en ocasiones es difícil) y ya podremos disfrutar de este delicioso manjar! :P