miércoles, 30 de julio de 2014

Rollos de canela o 'Cinnamon Rolls'



Los rollos de canela o 'Cinnamon Rolls' son un tipo de pan dulce creado en la década de los años 20, aunque dado el coste de sus ingredientes solo podían ser horneados por personas adineradas. Hoy en día se consumen de forma típica en Estados Unidos y Suecia, pero se cree que son de procedencia sueca. Así que animaros ha hacerlos que aparte de estar riquísimos, son dulces con mucha historia! ;)  

Ingredientes:

  • Para la masa:
    • 750 gr de harina
    • 100 gr de azúcar
    • 120 gr de mantequilla
    • 25 gr de levadura fresca
    • 300 gr de leche
    • 1 cucharadita de sal
    • 1 cucharadita de cardamomo molido
    • 1 huevo
  • Para el relleno:
    • 100 gr de mantequilla
    • 50 gr de azúcar
    • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • Para decorar:
    • 1 huevo
    • 2 cucharadas de agua
    • Azúcar perlado o glaseado (200 gr de azúcar glasé con 100 ml de agua)

Elaboración:

Derretimos la mantequilla en el microondas hasta que este liquida y disolvemos en ella la levadura fresca. Añadimos la leche, el huevo, el azúcar, la sal, el cardamomo y removemos hasta obtener una mezcla homogénea. Por último, añadimos la harina poco a poco tamizandola con un colador. Amasamos hasta obtener una bola de masa y la dejamos reposar durante 30 minutos. Pasado el tiempo de reposo estiramos la masa con ayuda de un rodillo y la alisamos de forma rectangular hasta que su grosor sea de unos 3 milímetros. 

Después preparamos el relleno, para ello mezclamos la mantequilla a punto pomada (medio derretida) con el azúcar y la canela. Lo extendemos con una espátula por toda la superficie de la masa. Ahora hacemos un rollo y vamos cortando porciones que midan dos dedos de grosor más o menos. Cuando tengamos todos los rollos de canela cortados, los ponemos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal, separados unos de otros y los dejamos reposar hasta que doblen su tamaño.

Cuando hayan levado mezclamos el huevo con las dos cucharadas de agua y los untamos por encima. Precalentamos el horno a 180 grados y los horneamos de 12 a 15 minutos, o hasta que los veamos dorados. Los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Y ya solo quedara darles el toque final, con azúcar perlada (que es un tipo de azúcar gruesa) o con un poco de glaseado suave por encima (200 gr de azúcar glasé con 100 ml de agua), que es el que yo he utilizado en este caso ya que creo que les da más jugosidad. Lo echamos por encima de los rollos de canela con ayuda de una cuchara y los dejamos secar. Y con esto ya estaran terminados y listos para comer! :P