lunes, 11 de agosto de 2014

Tarta de Mousse de Nubes



Las nubes de azúcar (en un principio llamadas malvaviscos) son una de las golosinas que más gustan a mayores y a pequeños de todo el mundo. Su origen se dio en el siglo XIX durante el año 1948 cuando Alex Doumak las patento, y desde entonces se les ha dado varios nombres: nubes, jamón, masmelo, esponjita, bombo, marshmallow. También se pueden comer de distintas formas, asados o tostados, con chocolate o café, cubriendo boniatos asados, como helado...etc. Así que hoy os traigo la forma que más me gusta a mi tomarlas, en una deliciosa tarta de mousse de nubes! :)

Ingredientes:

  • Para la base:
    • 1 paquete de galletas maría
    • 80 gr de mantequilla
  • Para la mousse:
    • 500 ml de nata para montar
    • 100 gr de azúcar
    • 300 gr de queso crema
    • 100 ml de leche
    • 300 gr de nubes
    • 6 hojas de gelatina neutra
  • Para adornar:
    • Tantas nubes como queramos poner a nuestra tarta, esto ya es al gusto del consumidor! ;P

Elaboración:

Trituramos las galletas hasta que estén convertidas en polvo y las mezclamos con la mantequilla derretida previamente en el microondas. Cuando este bien mezclado lo echamos en el molde donde vayamos a preparar la tarta (en este caso uno de 26 cm), y lo comprimimos en el fondo de este hasta que nos quede una superficie firme y compacta. Metemos el molde en la nevera para que endurezca un poco.

Ahora vamos a hacer la mousse, para ello ponemos las 6 hojas de gelatina neutra en un recipiente con agua fría para que empapen (5 minutos aproximadamente) y en un cazo echamos los 300 gramos de nubes junto con 100 ml de leche. Removemos constantemente a fuego muy bajo hasta que se disuelvan y quede una crema algo pegajosa y sin grumos. Después agregamos la gelatina neutra, la removemos hasta que se integre del todo y apartamos el cazo del fuego para que enfrié. 

Batimos los 300 gramos de queso crema en un bol hasta que haya montado un poco, y agregamos poco a poco la crema de nubes sin parar de batir en ningún momento. Reservamos esta crema y batimos los 500 ml de nata en otro bol hasta que se monte, echándole poco a poco 100 gramos de azúcar. Con ayuda de una espátula añadimos con cuidado la nata al bol de la crema, y la mezclamos con movimientos envolventes y suaves hasta que obtengamos una mousse homogénea. La echamos en el molde y la metemos en la nevera unas 12 horas para que cuaje bien. Por último, la adornamos con las nubes que queramos y ya estará lista nuestra bonita tarta! :)