lunes, 8 de septiembre de 2014

New York Cheesecake



Aunque parezca mentira por el nombre que tiene esta tarta, su origen no se dio en Nueva York sino en la Antigua Grecia, nada más y nada menos que en el año 776 a.C! Luego llegaría a tierras americanas gracias a los inmigrantes que iban en busca del 'Sueño Americano', y allí se modificaría añadiéndole lo que hoy conocemos por queso crema o queso Philadelphia, dándole un toque único y delicioso. Como resultado del éxito de ese nuevo ingrediente la tarta se hizo mundialmente conocida y hoy en día es una de las más famosas del planeta! Y es que su sabor crea adicción y sino ya lo veréis! :P

Ingredientes:

  • Para la base:
    • 1 paquete de galletas maría
    • 100 gr de mantequilla
  • Para el relleno:
    • 200 ml de nata para montar
    • 30 gr de harina de trigo
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • Ralladura de medio limón y de media naranja
    • Zumo de un limón
    • 900 gr de queso crema
    • 300 gr de azúcar
    • 100 ml de leche
    • 4 huevos
  • Para adornar:
    • 200 gr de mermelada de fresa (puede ir adornada con cualquier sabor que prefiramos o directamente sin nada)

Elaboración:

Empezamos haciendo la crema agria, para ello mezclamos el zumo de limón con la nata, removemos con movimientos envolventes hasta que se espese y reservamos en la nevera. Ahora trituramos las galletas hasta convertirlas en polvo y las mezclamos con los 100 gramos de mantequilla previamente derretida en el microondas. Cuando estén bien mezcladas las echamos en un molde de 26 centimetros, las presionamos contra el fondo y también contra las paredes del molde (hasta conseguir una altura de un par de centimetros). Una vez hecho este proceso guardamos el molde en la nevera.

En un bol echamos la crema agria, la harina y la esencia de vainilla. Removemos hasta obtener una crema uniforme y la metemos en la nevera. Echamos en otro bol el queso crema y el azúcar, y los batimos hasta obtener una mezcla homogénea. Después vamos integrando los huevos uno por uno en la mezcla. Agregamos las ralladuras de limón y de naranja, la crema del otro bol que habíamos reservado en la nevera y volvemos a remover hasta que se integren bien. Finalmente echamos los 100 ml de leche y volvemos a mezclar. 

Echamos la mezcla en el molde y lo introducimos en el horno previamente precalentado a 175 grados. Horneamos durante 50 minutos y pasado este tiempo dejamos la tarta reposando 3 horas dentro del horno. No abriremos el horno en ningún momento, porque sino la tarta se rajará al sufrir un cambio brusco de temperatura. Ya solo quedará desmoldarla y decorarla con la mermelada de fresa, la cual batiremos para que quede más liquida y se pueda extender mejor. Pero la podéis adornar con lo que más os guste, y si decidís no adornarla con nada estará igual de buena! Así que animaros y prepararla que su sabor no dejará indiferente a nadie! Garantizado! ;)