lunes, 23 de febrero de 2015

Rosquillas Manchegas



Hoy os traigo uno de los dulces más adictivos de Castilla La Mancha, las famosas Rosquillas Manchegas! Y es que quien las prueba no puede parar de comerlas. Son muy fáciles de hacer y solo necesitan muy pocos ingredientes. Os garantizo que se convertirán en un dulce indispensable para vuestros desayunos y meriendas, y sino ya lo veréis! Avisad@s estáis! ;P

Ingredientes:

  • Para la masa de las rosquillas:
    • 4 huevos
    • 200 gr de azúcar
    • 200 ml de leche
    • 200 ml de aceite de girasol
    • 900 gr de harina de trigo
    • Raspadura de un limón
    • Chorreón de anís
    • 1 sobre de levadura química
  • Para el rebozado:
    • Azúcar mezclada con un poco de canela en polvo

Elaboración:

Batimos los huevos junto con el azúcar y añadimos la leche, el aceite, la raspadura de limón y el chorreón de anís. Volvemos a batir hasta que quede una mezcla homogénea y agregamos la harina junto con la levadura química, tamizandolas con ayuda de un colador. Amasamos hasta obtener una masa que no se pegue a las manos. Dejamos reposar la masa durante una hora tapada con un paño en un lugar donde no haya corrientes.

Cuando haya reposado moldeamos bolas de unos 45 o 50 gramos, ayudándonos con un poco de harina para que no se nos peguen a las manos. Les hacemos un agujero en medio con el dedo, las ensanchamos un poco y con ayuda de un cuchillo les hacemos una marca en el exterior por el medio de la rosquilla. Las freímos en abundante aceite a fuego medio/bajo, hasta que estén bien doradas por ambos lados. Por último, las sacamos y las rebozamos con azúcar y canela. Y con esto ya estarán listas nuestras Rosquillas Manchegas! :P