miércoles, 11 de febrero de 2015

Tarta Blanco y Negro San Valentín



Se acerca San Valentín y como no iba a ser de otra manera vamos a celebrarlo de una forma muy dulce! En esta ocasión os traigo una tarta Blanco y Negro, o lo que es lo mismo una tarta de chocolate blanco y de chocolate negro. Con ella quiero simbolizar la unión de dos partes, que cuando se unen crean un conjunto perfecto! ;)

Ingredientes:

  • Para la base:
    • 1 paquete de galletas maría
    • 80 gr de mantequilla derretida
  • Para la capa de chocolate negro:
    • 150 gr de chocolate negro
    • 350 ml de nata para montar
    • 175 ml de leche
    • 1 sobre de cuajada
    • 50 gr de azúcar
  • Para la capa de chocolate blanco:
    • 150 gr de chocolate blanco
    • 350 ml de nata para montar
    • 175 ml de leche
    • 1 sobre de cuajada
  • Para adornar:
    • Cacao en polvo
    • Plantilla con motivos de San Valentín

Elaboración:

Empezamos elaborando la base de galletas maría, para ello las trituramos y les añadimos la mantequilla previamente derretida en el microondas. Mezclamos bien y echamos la mezcla en un molde redondo de 20 cm de diámetro. Comprimimos con la mano hasta que quede una superficie lisa y la metemos dentro de la nevera para que endurezca.

Ahora vamos ha hacer la capa de chocolate negro, para ello mezclamos en un recipiente la leche, la nata y el sobre de cuajada. Después derretimos en un cazo el chocolate negro junto con los 50 gramos de azúcar y añadimos la mezcla anterior. Removemos hasta que hierva y se espese, y la echamos en el molde. La dejamos reposar fuera de la nevera a temperatura ambiente.

Repetimos el mismo proceso con la capa de chocolate blanco, con la única diferencia de no añadirle azúcar. Antes de verterla en el molde raspamos la capa de chocolate negro con un tenedor, para que al echar la de chocolate blanco esta se le pegue. Al verter el chocolate blanco nos ayudamos de un cucharón del revés, con el objetivo de que caiga más lentamente y evitar que se mezclen los chocolates. 

Dejamos que enfríe la tarta y la metemos a la nevera durante 3 horas para que se cuaje por completo. La desmoldamos, creamos la plantilla con los motivos de San Valentín que más nos gusten y espolvoreamos con cacao en polvo. Y ya estará lista nuestra tarta de San Valentín para disfrutarla con mucho amor! :P