martes, 22 de abril de 2014

Tiramisú



El tiramisú es sin duda el postre más popular de la gastronomía de Italia, y como para no serlo! si es que esta riquísimo! Hay muchas recetas distintas, pero la que hoy os traigo es sin duda la más deliciosa! Este tiramisú aparte de llevar los típicos sabores italianos como son el licor de Amaretto y el queso Mascarpone, lleva también el toque añadido del chocolate negro en polvo, lo que le da un punto más de crocanti. Así que si queréis disfrutar saboreándolo solo tenéis que hacerlo, veréis como no defrauda a ningún paladar! ;) 

Ingredientes:

  • 500 gr de queso mascarpone
  • 24 bizcochos de soletilla
  • 100 ml de licor de Amaretto (también puede ser sustituido por esencia de almendras, ron o coñac)
  • 200 ml de café expreso a temperatura ambiente
  • 80 gr de azúcar glasé (divididas en dos partes de 40 gr)
  • 4 yemas y 4 claras
  • Tableta de chocolate negro rallado en polvo
  • Cacao puro sin azúcar para espolvorear
  • Pizca de sal

Elaboración:

Batimos en un bol las cuatro yemas con 40 gramos de azúcar glasé hasta que quede una crema blanquecina. Cuando este lista añadimos el mascarpone y batimos hasta obtener una crema algo espesa y homogénea. La reservamos en la nevera. Ahora en otro bol batimos las claras con los otros 40 gramos de azúcar glasé y una pizca de sal para que monten mejor. Una vez alcancen el punto de nieve ya estarán listas.

Sacamos el bol de las yemas de la nevera y vamos añadiéndolo poco a poco al bol de las claras. Lo haremos con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes, para que se vaya el menor aire posible de la mezcla. Cuando estén bien mezcladas y tengamos una crema uniforme, la metemos en la nevera y la reservamos.

En un recipiente mezclamos el café con el Amaretto y mojamos los bizcochos de soletilla (solo vuelta y vuelta, sino se estropearan con gran facilidad). Los vamos poniendo en el molde que deseemos (en este caso he utilizado un molde para tartas de 20 cm). Cuando hayamos puesto la mitad de los bizcochos (12 unidades) de forma uniforme por el fondo del molde, ya tendremos lista la primera capa. La siguiente capa será de crema, así que la sacamos de la nevera, echamos la mitad sobre los bizcochos y reservamos la otra mitad en la nevera. 

Después echaremos una tercera capa de chocolate negro en polvo y repetiremos las tres capas por el mismo orden, es decir, bizcochos empapados, crema y chocolate negro. Por último, espolvorearemos cacao por encima y dejaremos reposar en la nevera unas doce horas, para que quede una estructura compacta. Pasado ese tiempo desmoldamos y ya podremos disfrutar de este riquísimo tiramisú! :)